VIVIR LIBRE O NADA

diciembre 30, 2011

Intento reprimir mis lágrimas pero no puedo, es algo inevitable. Caen por si solas, como si hubieran estado esperando el momento justo para salir. El momento en que me debilite y explote. El momento en que todas esas barreras que logré construir se derurumben.
Las lágrimas no cesan, expresan sentimientos, miles de ellos. Sentimientos ocultos, pero tan fácil de encontrarlos.
Siento el agua salada rosar mis mejillas, tocar mis labios. Se me nublado la mirada, lágrimas traviesas que no quieren dejar de salir.
Solo bastaba una pequeña distracción para que gotas calleran de mis ojos, para que sentimientos ocultos salieran a la luz, para recordarme que soy humana y que como todos ellos... me equivoco, no era tan fuerte como pensaba.
Todo por mi estúpida debilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario